Seguidores

miércoles, 5 de octubre de 2011

Figuras de símbolo

En esta época domina un genio o un demonio, que quiere del arte sólo lo perecedero, sólo la fugitiva imagen de su propia inquietud y movilidad. Pasa indiferente y hostil delante de las grandes figuras de símbolo que quieren interpretar lo eterno, el mundo superior. Ha barrido de sus inclinaciones la poesía, y del teatro, la cohesión del discurso; reniega del pasado, de la tradición sagrada; quiere solamente el presente, el hoy que arde, a lo sumo una mirada a la jornada inmediata.  
Stefan Zweig, El misterio de la creación artística, Sequitur, Madrid, 2010, pp. 45-46.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada