Seguidores

martes, 6 de diciembre de 2011

Lazarillo y Tradición clásica (artículo en construcción. Se admiten coautores).

Las influencias invisibles suelen ser más importantes que las visibles. Por eso, al tratar de la Tradición clásica en el Lazarillo de Tormes no podemos basarnos en el número de referencias explícitas, fundamentalmente porque, si la novela es verosímil, que lo es, no debemos esperar en una persona poco instruida como el protagonista posea una cultura libresca. La Tradición clásica se hallará quizás en los propósitos estéticos: verosimilitud, ejemplaridad... En todo caso, comentaremos las referencias grecolatinas que aquí y allá veamos el texto del Lazarillo.
De entrada, nos topamos en el prólogo con la manida frase de Plinio (el sobrino se la atribuye a su tío, por lo que Plinio, sin apellido queda bien como autor) de "no hay libro por malo que sea que no tenga alguna cosas buena"; frase que para un prefacio es perfecta, pues capta la benevolencia del lector...

No hay comentarios:

Publicar un comentario