Seguidores

lunes, 30 de abril de 2012

Leyendo los clásicos podemos entender mejor el mundo que nos rodea

El filólogo y escritor Hugo Bauzá lo afirma con claridad: el abordaje de esas obras demuestra que el hombre de todos los tiempos es siempre el mismo. Su nueva libro plantea una nueva hipótesis respecto de por qué Virgilio quiso quemar su mayor poema, la "Eneida"."...una mujer, presa de una pasión enfermiza, asesinó a su hijito para vengarse de su marido; esa trágica historia parece calcada sobre la mítica Medea". Dibujo de Ricardo Heredia

domingo, 29 de abril de 2012


Lista de libros de literatura, pensamiento, historia y arte para obtener una visión global e inteligente de la cultura frente a la fragmentación contemporánea. Contrapeso a la producción industrial de libros como objeto de consumo de usar y tirar

Siglos Autor Título Género
1

Biblia miscelánea
2 VIII a. C. Homero Ilíada poesía épica
3
Homero Odisea poesía épica
4 VII a. C. Hesiodo Teogonía poesía épica
5
Hesiodo Los trabajos y los días poesía didáctica
6 V a. C. Sófocles Antígona tragedia
7 V-IV a. C Platón Fedón. Madrid: Tecnos, 2002. filosofía
8 IV a. C Aristóteles Ética Nicomáquea. Madrid: Ed. Gredos, 2003. filosofía
9 III-II a. C. Plauto El soldado fanfarrón comedia
10 I a. C Cicerón De amicitia. Madrid: Gredos, 1999. ensayo
11
Cicerón Sobre la vejez ensayo
12
Virgilio Eneida poesía épica
13
Horacio Odas poesía lírica
14
Ovidio Memorfosis poesía épica
15 IV-V d. C. San Agustín

El elogio de la sombra

4. Tanizaki, El elogio de la sombra, Siruela, Madrid, 2005.

Escogí este libro porque me encantan los libros pequeños de Siruela, placer visual, táctil y olfativo que nunca proporcionará un libro electrónico, y porque el título me resultaba atractivo. La lectura no ha defraudado. Se trata de un elogio de la sombra frente a la invasión lumínica occidental. El autor se desesperaría en El corte inglés, ese ámbito tan terriblemente artificial donde, además, no se puede regatear un precio, que es la esencia del mercado. Cuando las personas pueden ser sustituidas por robots, algo no funciona bien...
Así termina el libro de Tanizaki: A decir verdad, he escrito esto porque quería plantear la cuestión de saber si existiría alguna vía, por ejemplo, en la literatura o en las artes, con las que se pudieran compensar los desperfectos. En lo que a mí respecta, me gustaría resucitar, al menos en el ámbito de la literatura, ese universo de sombras que estamos disipando... Me gustaría ampliar el alero de ese edificio llamado "literatura", oscurecer sus paredes, hundir en la sombra lo que resulta demasiado visible y despojar su interior de cualquier adorno superfluo. No pretendo que haya que hacer lo mismo en todas las casas. Pero no estaría mal, creo yo, que quedase aunque sólo fuese una de ese tipo. Y para ver cuál puede ser el resultado, voy a apagar mi lámpara eléctrica.

lunes, 23 de abril de 2012

Finding your Don Quixote or Dulcinea


Wall Street banker looks to Don Quixote for life lessons

ORONO, Minn. – David P. Grzan made a living on Wall Street as a banker and consultant. In his free time, he always had a fascination with the story of Don Quixote. He eventually realized he could learn more life lessons from that story than from his years in finance.

In his new book, Don Quixote's Impossible Dream, Grzan, explores the notion of chivalric love, which Don Quixote advanced to the honor of Dulcinea, his true love and the quest of his impossible dream. Love has been the primary inspiration that has propelled all of the Don Quixote’s that have ever lived, in their attempt to accomplish great deeds in the name of their particular Dulcinea.

Played through the immortal characters of Miguel de Cervantes, it is a story of a man’s love for his soul mate. No matter what life throws in your way, nothing should come between the two people who love each other.

“I offer extraordinary insights to life’s questions,” Grzan says. “I paint composites that demonstrate universal themes of compassion, fear, hope, mortality, love, children, family and friends.”

Grzan’s book immortalizes the triumphs, tragedies, obstacles, struggles and courage, which are sublimely represented and exemplified by the relationship between Don Quixote and Dulcinea.

“Some of what you go through as a couple is very intense and spans the full range of emotions, sensations and experiences,” says Grzan.

Grzan says, fighting to overcome life’s enormous challenges is the most important thing a human being can do in their life. To overcome oneself is life’s greatest challenge.

lunes, 9 de abril de 2012

El año que leí 365 libros

1. Unamuno, En torno a las artes, Espasa-Calpe, Madrid, 1976.
No sé por qué, pero, sabiendo que Unamuno es un autor imprescindible para entender, al menos, la primera mitad del siglo XX, tenía cierto recelo ante él. Escogí este libro con más curiosidad que interés, y lo he terminado con más interés que curiosidad. Se trata de artículos periodísticos, y compruebo que el escritor vasco es un maestro del género. Su estilo es límpido. No se advierte que han transcurrido casi 100 años. Y las ideas... Agradezco que diga lo que piensa, sin miedo al qué dirán. Ejemplos: "Todas nuestras glorias van unidas a lo más íntimo de las glorias españolas y creo poder decir que hoy en España lo más español acaso es el país vasco" (44). Y aquí un concepto que quizás leyó Unamuno en El retrato de Dorian Gray: "La personalidad del pintor no hay que ir a buscarla tanto en los asuntos que escoge cuanto en su manera de interpretarlos, de expresarlos. En un retrato se ve tanto o más que el alma del retratado el alma de quien lo retrató" (57).


Dos perlas más. Una andanada frente al utilitarismo pragmático: "Es muy exacto eso de que no son acaso las horas más fecundas de un artista aquellas en las que hace lo que las gentes llaman trabajar, sino las otras, las en que parece se entrega a la pereza. Para trabajar hacia fuera, hacia los demás, hay que haber trabajado hacia dentro, para sí mismo". (75). Y la última, un ejemplo de su amor por la pintura y su capacidad para compararla con la literatura: "El Greco es, como Calderón, Edad Media en medio del Renacimiento. Y eso es lo que ha hecho que no pocos hablen de su bizantinismo. Bizantinismo que no es sino castellanismo puro". (86). Ut pictura poesis.

 2. Zweig, Stefan, Castellio contra Calvino. Conciencia contra violencia, El acantilado, Barcelona, 2001.

Stefan Zweig es un gran escritor. A mi juicio, es mucho mejor novelista que ensayista. Un gran libro es aquel que nos mueve a escribir en un papel algunas de sus frases. Acabo de leer el libro de Zweig sobre Castellio y Calvino y no he sentido el deseo de tomar ninguna nota. ¿Por qué? Porque Zweig narra muy bien los acontecimientos pero sus interpretaciones no son las de un pensador. Se mueve en el ámbito del lugar común. Ideas y personas. Respeto a las personas y discusión de las ideas. Creo que Zweig defiende el respeto a personas e ideas a un tiempo. No. Las ideas son siempre discutibles y las opiniones no poseen el mismo valor. Nada es igual a nada.

domingo, 8 de abril de 2012

Congreso de Beta en Coimbra

La asociación de doctores en Filología BETA ha organizado su segundo congreso en la bella ciudad portuguesa de Coimbra. El foro se ha centrado en la escritura y la reescritura, y ha reunido a medio centenar de investigadores de todo el mundo. Esta foto corresponde a la cena final...

jueves, 5 de abril de 2012

Yo y el mundo

Realidad y conocimiento
Vivimos en el mundo. Formamos parte del mundo. Podemos conocer el mundo. Pero no creamos el mundo. No somos Dios. Nuestro pensamiento no crea el mundo.
El epicentro del universo no son nuestras ideas sobre el mundo ni nuestras opiniones. A la realidad que nos rodea -planetas, montañas, árboles, animales...- nuestras opiniones no les afectan. Es más importante que conozcamos la realidad, que respetemos la realidad, que lo extramental, lo que está fuera de nuestro yo, sea respetado por nuestro yo. Lo más positivo para un gato es que le conozcamos, no que opinemos sobre él. Si le conocemos, le podremos proporcionar la comida adecuada; si no le conocemos, podemos acabar con su vida al proporcionarle alimentos nocivos para su organismo. Lo que conviene a la nutrición de un gato no son nuestras opiniones, ni el denominador común de las opiniones sobre los gatos; ni la opinión pública, la opinión mayoritaria, o el resultado del referendum sobre los gatos, sino su fisiología.
Hay que respetar la realidad, conocer la realidad. Comprender que el yo debe subordinarse a la realidad, y no manipular la realidad.
Dicotomías maniqueas
Está muy difundida una visión geométrica, que ama mucho el número dos. Es una visión simplista, reduccionista y maniquea. Ahorra pensar. Prescinde del espíritu de finura del que hablaba Pascal. Este pensamiento geométrico reduce en dos partes muchas de las realidades humanas, contraponiéndolas:
ciencia-religión
fe-razón
conocimiento-experiencia
izquierda-derecha
verdad absoluta-opinión
Examinemos algunas de estas contraposiciones.
Por ejemplo: ciencia/religión. A menudo se presentan de modo antagónico, cuando la verdad es que ciencia y religión están íntimamente relacionadas. Por ejemplo, la religión griega tiene mucho que ver con que en Grecia haya surgido la filosofía y la historia occidentales como ciencias, es decir, como saberes racionales por sus causas. Otro ejemplo. La teología cristiana, con su creencia en la creación, con su creencia en que el Mundo ha sido creado por Dios a través del Verbo, del Logos, ha establecido el marco idóneo para el surgimiento de la ciencia moderna y contemporánea.
La indagación enormemente creativa e imaginativa de la religión griega por el origen del mundo y su interés por las genealogías de dioses, héroes y hombres ha favorecido indudablemente el afán presocrático por indagar la arché, es decir, el origen del universo y el esfuerzo de Heródoto o Tucídides por construir una historia de los acontecimientos.
En el caso europeo moderno, no es casualidad que Copérnico, Kepler, Galileo y Newton fueran profundamente cristianos. Como ya hemos adelantado, la fe en la creación elimina el carácter cíclico de la historia e introduce la idea de progreso, de avance, de marcha hacia un fin, ya que la historia es lineal: creación, pecado, promesa de Redentor, preparación profética de la venida de Cristo, Encarnación de Cristo y Redención, tiempo de la Iglesia, Parusía o segunda venida de Cristo. Creer que "en el principio existía el Logos" y que "todo fue hecho mediante el Logos", lleva a concluir que hay una lógica en la creación, en el mundo, que la inteligencia humana puede descubrir. No es casualidad que los padres de la ciencia moderna hayan sido cristianos. "La idea de que la obra de Dios es racional y puede ser descrita bajo la forma de leyes universales, hizo posible la investigación científica", André Maurois, Historia de Inglaterra, Círculo de Lectores, Barcelona, 1970, p. 124).
Más allá de las fricciones que puedan producirse entre religión y ciencia en general, presentar ambos universos conceptuales como irreconciliables es falso.
Distingamos entre fe humana y fe sobrenatural. La fe es una vía de conocimiento basada en la autoridad de quien nos lo transmite. En este sentido, la mayor parte de los conocimientos que aprendemos en nuestra familia, en la escuela y en la sociedad proceden de la fe, es decir, de que nos fiamos de lo que padres, hermanos, maestros, historiadores, investigadores, comunicadores, etcétera nos transmiten. Pocos son los conocimientos que albergamos en nuestra mente que sean la conclusión de un razonamiento. Lo cual no significa que el conjunto de ideas que compartimos sean irracionales, porque es desde la razón desde donde asentimos a lo que nos transmite un informador fiable.
Por ejemplo, el debate sobre si la llegada a la Luna en 1969 fue verdadero o no, pone de manifiesto que la mayor parte de nuestros conocimientos están en manos de unos pocos: nosotros no podemos comprobarlos.
La fe no se contrapone a la razón. La fe es uno de los caminos más habituales de conocimiento. En este sentido, dejando a un lado que para el cristianismo la fe es un don de Dios, es decir, una gracia que nos concede para asentir a las verdades reveladas, desde un punto de vista meramente humano, el creyente judío se fía de los autores de la Biblia, el creyente cristiano se fía, además, de los autores del Evangelio, y el creyente católico, además, se fía de la Iglesia, depositaria de las verdades de fe.
En general, cualquier comunidad, también las científicas, se fían de sus principales maestros: la comunidad marxista (Marx, Engels, Lenin, Gramsci, Altusser...), la comunidad freudiana (Freud, Jung, Lacan...)
Toda comunidad, también la científica, tiene sus tradiciones. La comunidad cristiana tiene también sus maestros y portavoces: San Agustín, Santo Tomás, Santa Teresa, San Ignacio, Pascal, Juan Pablo II...

miércoles, 4 de abril de 2012

Ni conocemos todo ni ignoramos todo

¡Qué fácil es pasar de un extremo a otro! La razón humana no conoce todo, pero tampoco lo ignora todo. En la crítica literaria, por ejemplo, hemos pasado de pretender explicarlo todo a partir de teorías omnicomprensivas como el marxismo o el psicoanálisis, a no pretender explicar nada, a quedarnos en la pura fragmentación del conocimiento, a la erudición reduccionista...
Qué difícil es el in medio virtus aristotélico. O ideologías totalizantes o relativismos vacuos.
Estas reflexiones me han venido hoy a la cabeza tras encontrarme con este texto de Tomás de Aquino:

[23523] Contra Gentiles, lib. 1 cap. 5 n. 4 Sunt enim quidam tantum de suo ingenio praesumentes ut totam rerum naturam se reputent suo intellectu posse metiri, aestimantes scilicet totum esse verum quod eis videtur et falsum quod eis non videtur. Ut ergo ab hac praesumptione humanus animus liberatus ad modestam inquisitionem veritatis perveniat, necessarium fuit homini proponi quaedam divinitus quae omnino intellectum eius excederent.

"Algunos confían tanto en su talento que piensan poder medir la naturaleza completa de las cosas con su inteligencia, estimando ciertamente que es verdad lo que les parece a ellos verdadero y falso lo que no les parece verdadero, Así pues, para que el espíritu humano, liberado de esta presunción, llegue a una moderada búsqueda de la verdad, ha sido necesario que de modo divino le sean propuestas al hombre algunas verdades que excedieran completamente su capacidad intelectual".

Es decir, que un conocimiento que excede a la inteligencia, pero al que se asiente desde la inteligencia, o sea, una fe religiosa, proteje a la razón de los dos extremos, a saber, de pensar que es capaz de conocerlo todo o de pensar que es incapaz de conocer nada.

Esta idea la explica muy bien Pascal (Pensamientos 268): -Hay que saber dudar donde es necesario, aseverar donde es necesario, sometiéndose donde es necesario. Quien no lo hace no escucha la fuerza de la razón. Los hay que pecan contra estos principios, o bien aseverándolo todo como demostrativo, por no entender de demostraciones; o bien dudando de todo, por no saber dónde hay que someterse; o bien sometiéndose a todo, por no saber dónde hay que juzgar.