Seguidores

sábado, 1 de junio de 2013

Elogio de los deberes


Ahora que lo pienso, los deberes escolares son un gran invento, porque forman en un aspecto fundamental: el deber. Es decir, somos sujetos de deberes y de derechos. El movimiento hippie trufado de demagogia barata promueve la idea de que, ante todo, somos sujetos de derechos, sociedad del bien estar, no del bien ser, estar cómodo, poner la mano, y que me resuelvan todos los problemas. Pero esto es verdad los primeros 5 años de existencia. Cuando se va adquiriendo uso de razón, se va comprendiendo que no solo somos ser para nosotros mismos, sino también ser para los otros, que además de pacientes podemos ser agentes, debemos ser agentes, crecemos cuando somos agentes.

Los deberes forman en la idea de que hay que acometer tareas, con esfuerzo, cada día. Porque así crecemos como personas: ser para los otros, y abandonamos paulatinamente el ombliguismo existencial de la infancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario