Seguidores

viernes, 14 de junio de 2013

Los humanistas no eran filósofos


Paul Oskar Kristeller: El pensamiento renacentista y sus fuentes, Fondo de Cultura Económica, México, 1982.

Me inclino por sugerir que los humanistas italianos no eran ni buenos ni malos como filósofos; simplemente no eran filósofos. (124).

No dudo en sacar como conclusión que la elocuencia de los humanistas fue una continuación de la ars arengandi medieval, tal y como su epistolografía continuaba la tradición del ars dictaminis. (129).

La capacidad de escribir una carta en latín correcto y elegante seguía siendo una de las metas principales de la instrucción escolar del Renacimiento, como lo había sido durante la Edad Media. (128-129).

No creo que pueda decirse de ningún individuo que represente a su época. (150).

157-158: En un aspecto de su actividad, los humanistas del Renacimiento fueron los herederos profesionales de los gramáticos medievales. [...] En el conocimiento del latín y de los clásicos latinos, los humanistas del Renacimiento lograron avances considerables en comparación con sus predecesores medievales.

158: No estaba por completo ausente en la Edad Media el conocimiento del griego, como lo han probado convincentemente estudios recientes; pero nunca llegó a ser tan común o tan difundido como en la antigüedad romana o en el Renacimiento.

159: Al terminar la Antigüedad, llegó a su fin la práctica del discurso público, para el cual se había creado especialmente la retórica romana.

169: Hoy en día está de moda considerar anticuada la doctrina de la ley natural; sin embargo, no veo cómo podamos sujetar a una crítica moral una ley positiva determinada si no mantenemos una norma moral universalmente válida con la cual juzgarla y medirla.

172: En el caso de la geografía, vale la pena hacer notar que las mejores fuentes griegas, Ptolomeo y Estrabón, fueron traducidos por primera vez por los humanistas del siglo XV. Esas traducciones fueron sumamente populares, y con probabilidad ayudaron a acrecentar el interés por los viajes y las exploraciones, que culminó con el descubrimiento del Nuevo Mundo.

180: La Poética y la Retórica aristotélica "adquirieron carácter de autoridad a finales del XVI y en el XVII; es decir, al mismo tiempo que era criticada y finalmente eliminada la autoridad de Aristóteles en la física".

190: La fundación de la cultura occidental medieval fue latina, no griega.

193: Esas traducciones [de textos griegos durante la Edad Media] están movidas por un interés didáctico y escolástico. Los traductores eligen tratados llenos de un contenido propio para la memorización y el desarrollo. Está por completo ausente aquello que habría de caracterizar a los humanistas: el interés por la literatura y por un pensamiento diverso y fluido, así como el gusto por la forma y por los matices del idioma, del estilo y del pensamiento. 

197:  La tendencia a tratar a los filósofos -y en especial a Platón, Aristóteles y los autores patrísticos- junto con los poetas y oradores fue característica de la escuela bizantina, y parece haber influido en la erudición griega, y tal vez incluso la latina, de los humanistas del Renacimiento.

204: Una persona instruida del siglo XVI, supiera o no leer griego, tenía a su disposición todo el patrimonio de la literatura y la ciencia griegas clásicas.

205: A esta disponibilidad cada vez mayor de los textos, ocurrida gracias a la influencia del humanismo, debemos, a menudo en parte, la gran riqueza literaria del Renacimiento y la época moderna, así como esa variedad mucho mayor de ideas filosóficas modernas si se compara con las alternativas mucho más rígidas y limitadas del aristotelismo medieval.

207: Cusano, Ficino y Pico fueron los pensadores más vigorosos del siglo XV.

223: Las ideas platónicas más populares en el siglo XVI eran las doctrinas de la vida contemplativa, de la inmortalidad, de la dignidad del hombre y del amor platónico.

244: Podemos decir conn Hegel que el pensamiento humano tiende siempre a ir de un extremo a otro, antes de lograr una síntesis equilibrada.

261-262: No ha llegado a mis manos ningún intento por revivir la doctrina de la inmortalidad con base a un análisis lingüístico, aunque no me sorprendería que alguien se abocara a ello. Por otro lado, los teólogos se han mostrado tan ansiosos de pactar con la ciencia moderna, que algunos de ellos se manifestaron dispuestos a sacrificar esa parte de su herencia que proviene de la filosofía griega, incluso aunque signifique deshacer la obra de los apologistas y de los Padres de la Iglesia a un grado que sobrepasa las intenciones o los actos de los reformadores del siglo XVI.
 ,
270: Aunque el eclecticismo humanista tendía a ser superficial, mucho más superficial que su equivalente en la Antigüedad, tuvo el mérito, no obstante, de ampliar las fuentes de pensamiento e información que un moralista podía usar. Refleja, además, la profunda curiosidad de la época, más dispuesta a aprovechar generosamente un conjunto amplio de ideas sin digerir que a hacer un análisis lógico minucioso de un reducido cuerpo de textos autorizados, que había sido la tendencia del periodo anterior.

297: Debe quedar claro que la Edad Media no fue sucesora directa del mundo griego, sino del latino y de la antigüedad latina, y no de la roma pagana y republicana, sino de la imperial y cristiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada