Seguidores

domingo, 20 de octubre de 2013

Experimentalismo


Es tal la fiebre de experimentalismo que nos acosa que es probable que sesudos investigadores publiquen en una revista de impacto que tras intensas experimentaciones se ha demostrado que poseemos dos orejas. País...

Antígona, Hamlet y la fabricación de niños


Creonte, el rey de Antígona, era tirano e iba de tirano; Claudio, el rey de Hamlet, era tirano e iba de demócrata. Creonte era malo; Claudio era malvado. Creonte se equivocó; Claudio era un hipócrita.

La fabricación de niños de la fecundación in vitro se reviste de proclamas de progreso, pero es un retroceso hacia la posesión, y aún peor, la fabricación de seres humanos.
La fabricación de niños de la fecundación in vitro se reviste de democracia, pero transforma el don del hijo en el derecho al hijo.
La fabricación de niños de la fecundación in vitro se viste de ecología, dieta sana y buenas prácticas, pero pisotea la naturaleza, engendrando en una probeta y desaguando o congelando los embriones defectuosos.

Los esclavistas eran tiranos e iban de tiranos; los esclavistas actuales son tiranos y van de demócratas.

sábado, 19 de octubre de 2013

Platón se queda sin plaza

Un tal Platón, de Atenas, se ha quedado sin la plaza que la Universidad española de Adrid convocó para el Departamento de Filosofía. Al parecer, Platón no respondía al perfil de la plaza, que se ajustaba como anillo al dedo al candidato local. El perfil establecido era el de "Filosofía de la Endogamia", área para la que el tal Platón no reunía publicaciones específicas. 


Algunas ideas de Chesterton

-Llegará un día en el que existirá una forma barata de transmitir información a gran número de personas. “No sé cómo funcionará”, decía, “pero ese día The Times irá por detrás del tiempo”: ¡todos los problemas actuales de la prensa en papel están ahí!

-En 1905 predijo la revolución rusa, y en 1919 (dos años después de esa Revolución), que ese extinguiría tras algunas generaciones, porque no podría sostenerse: se convertiría en un imperio... y luego se desmembraría en pequeñas nacionalidades. Justo lo que sucedió a partir de 1991.

-Predijo en 1933 la Segunda Guerra Mundial, y en un año antes, en 1932, anticipó que “probablemente comenzará en la frontera polaca”.

-Sostuvo que el islam sería siempre “una constante amenaza”, algo impensable a principios del siglo XX.

-En 1935 anticipó que el poder económico se trasladaría de Londres a Nueva York, y luego de Nueva York a Pekín.

-El hombre llegará a la Luna (1930)... aunque no se sentía capaz de responder qué se nos ha perdido allí.

-Cuando aún no se había popularizado el automóvil individual, privilegio de minorías en carreteras desiertas, en 1926 apuntó que “el mundo moderno es una multitud de veloces coches de carreras que se encuentran bloqueados en un atasco”.

-En 1914 lamentaba que la gente tenía cada vez más animales domésticos y cada vez menos bebés, y en 1929 “el empeño por tener cuartos de baño y de no tener bebés”.

-También en 1929 dijo que “la verdadera religión actual no se preocupa de dogmas ni de doctrinas. Se preocupa casi únicamente de la dieta”.

-Y en 1930 escribió una frase que bien valdría para las recargadas ceremonias de inauguración de los Juegos Olímpicos: “El materialismo moderno es solemne con los deportes porque no tiene otros ritos que solemnizar”.

-En 1926 advirtió sobre la revolución sexual, aunque se equivocó de costa, y se fue de la oeste (la California de 1967) a la este: “La siguiente gran herejía será simplemente el ataque a la moral: y especialmente a la moral sexual... La locura de mañana no estará tanto en Moscú como en Manhattan”.

-¿Y la actual aversión a la moral cristiana? “Un fanatismo extraño llena nuestro tiempo: el odio fanático a la moral, especialmente a la moral cristiana” (1909).

-Sobre el aborto y la manipulación genética, en 1937: “Se permitirá al gobierno y a los expertos, sin juicio o discusión, disponer de las generaciones de no nacidos con la ligereza de los dioses paganos”.

-¿Qué habría dicho del divorcio exprés introducido por José Luis Rodríguez Zapatero? “El efecto obvio de un divorcio frívolo es el matrimonio frívolo”.

-¿Y de la ideología de género y el feminismo? “Cada sexo está intentando ser los dos sexos a la vez; y el resultado es una confusión más falsa que cualquier convención”.

-También critica la gran hipocresía social: “El mundo a nuestro alrededor ha aceptado un sistema social que niega a la familia. Ayudará a veces al niño, en lugar de a la familia; a la madre, en lugar de a la familia; al abuelo, en lugar de a la familia. No ayudará a la familia” (1930).

-Y ahondando en que “la tendencia actual de la reforma social parece que consiste en destruir todo rastro de los padres”: “Borrarán la antigua autoridad parental. Su lugar no lo va a ocupar la libertad ni la licencia, sino la autoridad mucho más supresora y destructiva del estado” (1928).



La inhumación de un malvado

Tratar de impedir la inhumación de una persona porque en vida fue un malvado es de estúpidos.


martes, 15 de octubre de 2013

El libro es insustituible



El proceso de asimilación que exige el conocimiento, muy similar al del crecimiento de una planta –por eso cultura significa cultivo en latín- es insustituible, y está más ligado al libro que a internet. 



lunes, 14 de octubre de 2013

No sacrificar la verdad a la brevedad

Es ridículo y, más aún, de poca clase el preferir claramente lo más breve a lo mejor.

Platón, Leyes, ed. Lisi, Gredos, pág. 191.


domingo, 13 de octubre de 2013



2: Ein Geistlicher ist, wer nur im Unsichtbaren lebt, für wen alles Sichtbare nur die Wahrheit einer Allegorie hat.

Traduce Martín Navarro: Un hombre espiritual es aquel que sólo vive en lo invisible: aquel para quien todo lo sensible sólo tiene la verdad de una alegoría.

Nota: De lo visible a lo invisible, pero sin despreciar lo visible. Et Verbum caro factum est. La carne no es mala: ha pasado a formar parte de Dios. Alegoría sí, pero sentido literal también.

[6] Das ewige Leben und die unsichtbare Welt ist nur in Gott zu suchen. In ihm leben alle Geister, er ist ein Abyssus von Individualität, das einzige unendlich Volle.

Traduce Martín Navarro: Sólo en Dios podemos buscar la vida eterna y el mundo invisible. En Él viven todos los espíritus; Él es un abismo de individualidad, lo único infinitamente completo.

Nota: En Dios también hay una naturaleza visible: la naturaleza humana del Verbo-Jesucristo. Dios es una Comunión de Personas.

[8] Der Verstand, sagt der Verfasser der Reden über die Religion, weiß nur vom Universum; die Fantasie herrsche, so habt ihr einen Gott. Ganz recht, die Fantasie ist das Organ des Menschen für die Gottheit.
Comenta Novalis: Nicht das Herz?
 
Traduce Martín Navarro: El entendimiento -dice el orador sobre la religión- sólo sabe del Universo; cuando reina la fantasía, entonces tenéis un Dios. Bien cierto: la Fantasía es el órgano de los hombres para la Divinidad. Novalis: ¿No es el corazón?

Nota: In principio erat Verbum, et Verbum erat apud Deum et Deus erat Verbum. Dios es logos: es inteligible. No es completamente inteligible porque entonces el inteligente y el inteligido tendrían la misma dimensión, pero es inteligible. También porque Verbum caro factum est: podemos ir de lo visible a lo invisible. Dios no es solo inteligible, pero es inteligible.

23. Tugend ist zur Energie gewordne Vernunft.

Traduce Martín Navarro: La virtud es razón convertida en energía.

[27] Platos Philosophie ist eine würdige Vorrede zur künftigen Religion.

Traduce Martín Navarro:  La filosofía de Platón es un digno prefacio a la religión del futuro.


viernes, 11 de octubre de 2013

De la opinión a la ciencia: salir de la caverna


Investigar sobre un tema significa tratar de pasar de la opinión a la ciencia.
Opinión es "lo que se comenta", "lo que se dice", "lo que se intuye".
Ciencia o conocimiento es lo que se sabe cuando se ha estudiado.
El opinador pontifica; el sabio matiza.
Ejemplo: opinar de algo sin conocimiento es un estricto acto de irresponsabilidad, sobre todo si se hace en público, en medios de comunicación. Si yo, que soy doctor en filología, y no tengo ni idea de la energía atómica afirmo que las centrales nucleares deben cerrarse, soy un perfecto irresponsable. En el estado actual de mi conocimiento, y mientras no pase de la ignorancia a cierto saber, todo lo que diga sobre las centrales nucleares es temerario, si acierto es por casualidad.


No significa esto que lo que se comenta, lo que se dice, lo que se intuye sea falso por definición, pero tampoco es cierto "por definición".

Ejemplo: se opina a menudo que cuando antes se estudie un segundo idioma, mejor: que los niños, en infantil, ya empiecen con el inglés...
La actitud universitaria, científica es, bueno, esto hay que estudiarlo. No porque "se intuya" significa que sea verdad. Es evidente que cuanto más joven se es, mejor se puede aprender otra lengua, pero esto no significa que haya que hacer bilingüe -o trilingüe- la etapa de infantil.
¿Qué hacer? Se busca lo que los investigadores más solventes han dicho sobre la cuestión.
No valen las fuentes anónimas y, mucho menos, lo que diga mi primo que es profesor en Murcia o en Lugo, o mi vecina, que tiene un sobrino en Japón: eso es opinión, no ciencia.
Una vez estudiada la literatura científica, se constata el actual estado de la cuestión, que puede ser:
- la mayoría sitúa los 9 años como la edad más adecuada para empezar el bilingüismo
- la edad del bilingüismo depende de la relación entre las dos lenguas: la nativa y la meta
- no hay datos para afirmar que el bilingüismo capacita para un mayor desarrollo cognitivo...
Estas afirmaciones son inventadas, pero son ejemplos de lo que puede concluirse una vez estudiado un tema.
En general, la actitud científica, universitaria es ser muy crítico con el pensamiento dominante, por ejemplo, con el furor por el bilingüismo. Por una sencilla razón, la dinámica de la moda y de los políticos no suele coincidir con las voces de los especialistas.

A partir del conocimiento del estado de la cuestión, el investigador puede formular sus hipótesis conducentes a corroborar o a refutar lo que otros investigadores han dicho, pero hay que partir siempre del estado de la cuestión.
Se formulan hipótesis.
Se diseña una investigación coherente, con unas condiciones que permitan sacar conclusiones adecuadas. Por ejemplo, la opinión de docentes no es suficiente; la observación de tres alumnos no es suficiente, etcétera.
Si la investigación realizada lleva a desechar las propias hipótesis, hay que ser lo suficientemente honrado para reconocerlo.
Cuentan que un tribunal de tesis objetó a quien sería después un gran filósofo: "Lo que usted dice no se corresponde con los hechos", y que el filósofo respondió "peor para los hechos".
El "peor para los hechos" ha llevado a la tumba a muchos millones de personas y ha lastimado la vida de mucha gente. Se imponen ideologías sin base racional y científica y se hace mucho daño.
Los investigadores, los científicos han de ser muy honrados: respetar la realidad descubierta.
Aristóteles, discípulo de Platón, escribió: soy amigo de Platón, pero soy más amigo de la verdad.

Desconfiar del bipolarismo

El necio simplifica, el sabio matiza.
El necio y el manipulador suele dividir el mundo en dos mitades: los buenos y los malos, y se sitúa, claro, en el lado de los buenos. Como la realidad no es bipolar, la división bipolar suele suponer un estricto (consciente o inconsciente) acto de manipulación.
La división entre izquierda y derecha, entre educación "tradicional" y la revolucionaria (la mía, por supuesto) son esquemas tan simples que no pueden ser ni ciertos ni clarificadores. En general, pensar que los que nos han precedido han sido más tontos e incompetentes que nosotros suele indicar cierta tomtería e incompetencia en quien lo defiende.
Ni cualquier tiempo pasado fue mejor ni cualquier tiempo presente es mejor.
Hay que estudiar, hay que matizar. Somos enanos a hombros de gigantes.

Cómo hacer un trabajo fin de grado

1) Es un trabajo breve, pero de investigación. No puede ser un telediario (opinión), sino un estudio (ciencia). Hay que aportar algo: un grano de arena.

2) Para aportar, hay que acotar. No se puede hacer un trabajo sobre el bien y el mal, sobre lo buena que es la lectura en la educación, sobre las ventajas o desventajas de una segunda lengua, sobre la psicomotricidad... por la sencilla razón de que hay MILES  de trabajos sobre esas cuestiones. Y para aportar algo sobre algo hay que conocer en cierta medida lo que se ha dicho y hecho sobre esa cuestión. No se puede empezar desde cero. Mo podemos hacer como Descartes: dudar de todo y poner el huevo. Debemos empezar donde terminaron otros. No somos el punto cero de la historia. No somos el ombligo del mundo. Por eso, hay que acotar: "La enseñanza de francés a alumnos de tercero de primaria en un colegio de Burgos". Ciertamente, para ello debemos tener conocimientos genéricos sobre primaria, sobre educación, sobre bilingüismo... Pero esto se supone que lo hemos aprendido durante la carrera. Hay que acotar: si no nuestro TFG será genéricamente irrelevante.

3) Además de acotar, hay que pensar que tipo de investigación se va a hacer. Hay que tener en cuenta el tiempo y el espacio que se disponen, para que la investigación sea "controlada", acorde al tamaño reducido del tfg. El arte de medir es la gran aportación griega al mundo. No hicieron estatuas colosales, sino a la medida del ser humano. En el medio está la virtud: ni muy extenso, ni muy corto. Ni que abarque demasiado ni que se quede muy ramplón. Esto es lo más difícil: medir.

4) La redacción. Twitter no es ningún modelo de escritura. No se trata de escribir breves párrafos uno detrás de otro, como si fueran titulares de prensa. Se trata de construir un discurso: sujeto, verbo, predicado, y oraciones causales, concesivas, condicionales, temporales, consecutivas... No párrafor breves sin tabular y con espacio en blanco entre uno y otro. Ni espacios en blanco, ni párrafos sin tabular, ni párrafos breves: discurso. El discurso no se compone de apretones de manos, sino de bailes acompasados. Las ideas hay que desarrollarlas, extenderlas. 

jueves, 10 de octubre de 2013

El campamento militar griego en época clásica




El campamento militar griego en época clásica

Autor: Álvarez Rico, Mauricio

Formato: 28x20 cm. tapa blanda
Ilustraciones, fotos y mapas en blanco y negro


Una de las más importantes Lagunas en nuestro conocimiento de la guerra en la Antigüedad es el estudio de la forma de acampar de los ejércitos griegos en campaña. Frente a los abundantes trabajos históricos y arqueológicos sobre los castra romanos, las normas que regían la organización de los campamentos griegos no habían sido analizadas con el mismo detalle. El origen de esta situación se encuentra en una interpretación parcial y discutible de un texto de Polibio (6.40-42), que por inercia se ha ido heredando y ha definido el juicio de los historiadores del a Antigüedad desde el inicio de esta disciplina en el siglo XVIII y hasta el día de hoy. Esta obra presenta un nuevo punto de vista. Partiendo de una explicación teórica y a través de numerosos ejemplos sobre el papel que un campamento juega en el desarrollo de una campaña militar y en la vida cotidiana de los soldados, se sostiene que es imposible que los ejércitos griegos (particularmente, atenienses o espartanos) no contaran desde época clásica, e incluso antes, con normas y costumbres detalladas para el gobierno del establecimiento de sus reales en campaña. A partir de ahí, y gracias al análisis exhaustivo de las fuentes griegas, se estudia con un detalle nunca planteado antes la forma en que los ejércitos griegos acampaban en época clásica. Además, las constantes referencias que a lo largo de la obra se hacen a otras tradiciones castrametales (desde Asiria hasta los ejércitos aliados de la primera Guerra mundial), permiten insertar el stratópedon griego dentro del a tradición militar occidental


Sumario

Presentación.- Agradecimientos.- Capítulo I. Castrametación o sobre el arte de acampar.- II. El campamento militar griego: Problemática, estado de la cuestión y fuentes para la investigación.- III. El vocabulario militar griego en relación con el campamento.- IV. La elección del lugar para el establecimiento del ejército en campaña.- V. La organización de la acampada. A) Los principios que definen la organización del a acampada. b) Espacios comunes en los campamentos militares griegos. c) La estructura interna del campamento militar griego. d) conclusión.- VI. Formas y tipos de campamentos según sus funciones tácticas. a) La forma del campamento. b) Tipos de campamentos según sus funciones tácticas en campaña.- VII. El alojamiento de la tropa en campaña. a) El vivac de los soldados, campamentos atendalados y campamentos abarracados. b) Tiendas y compañeros de tienda. c) El acantonamiento en aldeas y las relaciones entre los campamentos y las poblaciones civiles.- VIII. La fortificación del campamento.- IX. Los sistemas de información y seguridad en torno a las tropas acampadas. a) Guardias, guardias avanzados y vigías. b) El funcionamiento del servicio de guardia nocturno y diurno. c) Las contraseñas. d) Rondas y otros servicios de guardia. e) Debilidades de los sistemas de guardias. f) Vigías, exploradores y servicios de información en torno al ejército acampado.- X. La vida diaria en el campamento.- Conclusiones.- Bibliografía.- Lista de figuras.- Lista de mapas.



224 págs.
Año de publicación: 2013
Lugar de publicación: Madrid

Precio:
30,00 €


 Stanisław Wyspiański Apolo disparando flechas infectadas con la peste en el campamento griego

miércoles, 9 de octubre de 2013

Discobolización


Denomino discobolización al proceso mediante el cual se constuye un modelo antropológico. Existen diversos paradigmas que han recorrido la historia: el héroe homérico, el campesino hesiódico, el atleta pindárico, el orador romano, el mártir y el santo cristiano (trasuntos de su modelo: Cristo), el caballero medieval, el cortesano renacentista...

sábado, 5 de octubre de 2013

La cristiandad o Europa (Novalis)

El inicial odio personal a la fe católica se transformó poco a poco en odio a la Biblia, a la fe cristiana y finalmente incluso a la religión. Aún más, el odio hacia la religión se extendió de una manera muy natural y consecuente a todos los objetos de entusiasmo, a la fantasía y al sentimiento, a la moralidad y al amor a las artes, al futuro y al pasado, colocó con dificultad al hombre arriba en la serie de los seres naturales, y convirtió a la música infinita y creadora del universo en tableteo monótono de un enorme molino que, movido por la corriente del azar y nadando sobre ella, era un molino en sí, sin arquitecto ni molinero, y en realidad un auténtico perpetuum mobile, un molino que se muele a sí mismo.


jueves, 3 de octubre de 2013

Mejor releer la obra que leer una nueva crítica sobre ella



He comprobado que un buen comentarista o un buen historiador de la literatura, sin pronunciar una sola palabra de elogio o de condena, es mucho más capaz de corregir nuestros errores. Y lo mismo puede suceder cuando espontáneamente releemos la obra en el momento apropiado. Si hemos de elegir, siempre es mejor releer a Chaucer que leer una nueva crítica de su obra.

La Experiencia de leer
C. S. Lewis 


Las sonrisas surgen de la razón


Éste es el peor defecto que pueden tener los puritanos de las letras. Son personas demasiado serias para asimilar seriamente lo que leen. En cierta ocasión un estudiante universitario me leyó un trabajo sobre Jane Austen a juzgar por el cual, si yo no hubiese leído ya sus novelas, nunca habría pensado que éstas podían albergar el más mínimo rasgo de comedia. Después de una de mis clases, recorrí la distancia que separa Mill Lane de Magdalene acompañado por un joven que, realmente afligido y horrorizado, protestaba por mi ofensiva, vulgar e irreverente sugerencia de que El cuento del molinero fue escrito para hacer reír a la gente. He oído de otro para quien Noche de Reyes era un penetrante estudio de la relación entre el individuo y la sociedad. Estamos criando una raza de jóvenes tan solemnes como los animales («las sonrisas surgen de la razón»); tan solemnes como un muchacho escocés de diecinueve años, hijo de un pastor presbiteriano, que, invitado a una reunión social en Inglaterra, toma todos los cumplidos como afirmaciones y todas las chanzas como insultos. Hombres solemnes, pero no lectores serios: incapaces de abrir lisa y llanamente su mente, sin prejuicios, a los libros que leen.



La experiencia de leer
C. s. Lewis

mojarrilla.

mojarrilla.
(Del dim. de mojarra).
 
1. com. coloq. p. us. Persona que siempre está alegre y de chanza.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados


martes, 1 de octubre de 2013

Elogio del latín de Torres Villarroel


Adelanta poco un niño en saber la
gramática de corta edad; es gracia que sirve para el entretenimiento,
pero es muy poca la disposición que adquiere
para la inteligencia de las facultades superiores.
No pierde tiempo el que gasta tres o cuatro años entre
los Horacios, los Virgilios, los Valerios y los Ovidios;
entre tanto, crece la razón, se dilata el conocimiento,
se madura el juicio, se reposa el ingenio y se preparan
sin violencia el deseo, la atención y la porfía para vencer
las dificultades.

Más allá del uso de la razón ha de pasar el que
toma la tarea de los estudios. El silogizar no es para
niños. Nada malogra el que se detiene hasta los quince
o diez y seis años entretenido en las construcciones
de los poetas.

Diego de Torres de Villarroel: Vida.



Muchos libros hay buenos, muchos malos e infinitos inútiles

 De la Vida de Diego de Torres de Villarroel

Los libros gordos, los magros, los chicos y los
grandes, son unas alhajas que entretienen y sirven en
el comercio de los hombres. El que los cree, vive dichoso
y entretenido; el que los trata mucho, está muy
cerca de ser loco; el que no los usa, es del todo necio.
Todos están hechos por hombres y, precisamente, han
de ser defectuosos y oscuros como el hombre. Unos
los hacen por vanidad, otros por codicia, otros por la
solicitud de los aplausos, y es rarísimo el que para el
bien público se escribe. Yo soy autor de doce libros, y
todos los he escrito con el ansia de ganar dinero para
mantenerme. Esto nadie lo quiere confesar; pero atisbemos
a todos los hipócritas, melancólicos embusteros
que suelen decir en sus prólogos que por el servicio de
Dios, el bien del prójimo y redención de las almas dan
a luz aquella obra, y se hallará que ninguno nos la da
de balde, y que empieza el petardo desde la dedicatoria,
y que se espiritan de coraje contra los que no se la
alaban e introducen.
Muchos libros hay buenos, muchos malos e
infinitos inútiles. Los buenos son los que dirigen las
almas a la salvación, por medio de los preceptos de
enfrenar nuestros vicios y pasiones; los malos son los
que se llevan el tiempo, sin la enseñanza ni los avisos
de esta utilidad; y los inútiles son los más de todas
las que se llaman facultades. Para instruirse en el
idioma de la medicina y comer sus aforismos basta
un curso cualquiera, y pasan de doce mil los que hay
impresos sin más novedad que repetirse, trasladarse
y maldecirse los unos a los otros. Y lo mismo sucede
entre los oficiales y maestros que parlan y practican
las demás ciencias.
Yo confieso que para mí perdieron el crédito y
la estimación los libros después que vi que se vendían
y apreciaban los míos, siendo hechuras de un hombre
loco, absolutamente ignorante y relleno de desvaríos y
extrañas inquietudes. La lástima es –y la verdad– que
hay muchos autores tan parecidos a mí que solo se diferencian
del semblante de mis locuras en un poco de
moderación afectada; pero en cuanto a necios, vanos y
defectuosos, no nos quitamos pinta5. Finalmente, la
natural ojeriza, el desengaño ajeno y el conocimiento
proprio, me tienen días ha desocupado y fugitivo de su
conversación, de modo que no había cumplido los
treinta y cuatro años de mi edad cuando derrenegué de
todos sus cuerpos. Y una mañana que amaneció con
más furia en mi celebro esta especie de delirio, repartí
entre mis amigos y contrarios mi corta librería y solo
dejé sobre la mesa y sobre un sillón que está a la cabecera
de mi cama la tercera parte de Santo Tomás, Kempis,
el padre Croset6, don Francisco de Quevedo, y tal
cual devocionario de los que aprovechan para la felicidad
de toda la vida y me pueden servir en la ventura
de la última hora.


Igualdad

Los hombres todos somos unos. A todos nos
rodea la misma carne, nos cubren unos mismos elementos,
nos alienta una misma alma, nos afligen unas
mismas enfermedades, nos asaltan unos mismos apetitos
y nos arranca del mundo la muerte. Aun en las
aprehensiones que producen nuestra locura, no nos
diferenciamos cuasi nada. El paño que me cubre es un
poco más gordo de hiladura que el que engalana al
príncipe; pero ni a él le desfigura de hombre lo delgado
ni lo libra de achaques lo pulido, ni a mí me descarta
del gremio de la racionalidad lo burdo del estambre.
Nuestra raza no es más que una; todos nos
derivamos de Adán. El árbol más copetudo tiene muchos
pedazos en las zapaterías, algunos zoquetes en
las cardas y muchos estillones y mendrugos en las
horcas y los tablados13; y al revés, el tronco más rudo
tiene muchas estatuas en los tronos, algunos oráculos
en los tribunales y muchas imágenes en los templos.

Diego de Torres Villarroel: Vida.

Nuestras vidas son los ríos        25
que van a dar en la mar,
que es el morir;
allí van los señoríos
derechos a se acabar
y consumir;                          30
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos
y más chicos,
y llegados, son iguales
los que viven por sus manos          35
y los ricos.

Jorge Manrique. Coplas a la muerte de su padre.

"me ingieren una ridícula quijotada"

Los tontos que pican en eruditos me sacan y me meten en sus conversaciones; y en los estrados y las cocinas, detrás de un aforismo del kalandario, me ingieren una ridícula quijotada y me pegan un par de aventuras descomunales.

Diego de Torres Vilarroel: Vida, Introducción.


La investigación más noble

La investigación más noble es la cuestión: ¿qué es el hombre? y ¿a qué debe aspirar? Platón, Gorgias, 487.


Antonio Fontán, sobre Savonarola

El que hace, de una forma u otra, política tiene que arrostrar todas las consecuencias de su actitud , y después de haber alentado entusiásticamente a un partido, de haber fomentado su fuerza, de nada vale retirarse a escribir al fondo de una celda.