Seguidores

sábado, 3 de octubre de 2015

"sacrificar a la retórica lo que se debe a la verdad"

p. 144: cuán poco valen los dones más brillantes del ingenio, las más felices disposiciones de la naturaleza, cuando no las acompaña aquella severa e inflexible disciplina intelectual, tan atenta a lo pequeño como a lo grande, sin la cual degenera la erudición en fárrago impertinente y la agudeza mental en curiosidad pueril o en vano juego de la fantasía.

p. 145: Hay en el libro de Los Infantes una teoría completa, que no se funda en vagas generalidades, sino en la comprobación experimental y minuciosa de un caso que vale por muchos.

p. 145: a ligereza en que suelen incurrir los hombres de genio sintético cuando tratan de cosas que no les son familiares



p. 156: Tal es el libro del señor Menéndez Pidal por lo que toca a su materia y contenido; pero lo que no puede resumirse en pocas líneas, lo que hay que estudiar en cada página de la obra misma, es el método preciso, severo, verdaderamente científico que la informa. Ni declamaciones, ni vaguedades: el autor se ciñe sobriamente a su asunto, y llega a apurarle; pero como tiene el don de ver lo general en lo particular, ilustra de paso y con gran novedad y discernimiento ya la teoría histórica de nuestra epopeya, ya los puntos más oscuros de nuestra primitiva versificación, ya las instituciones y costumbres a que se alude en los poemas, ya las frases de dudosa interpretación que en ellos ocurren.

p. 159: cátedra que, mientras la ocupe tal profesor, no ha de ser un nuevo foco de vanidad y palabrería, sino verdadero laboratorio en que se forme y adiestre una legión de trabajadores

p. 159-160: El señor Menéndez Pidal se ha librado hasta ahora, y gracias a su método y a su carácter se librará [p. 160] siempre, de escribir ninguna palabra ociosa, de sacrificar a la retórica lo que se debe a la verdad, de proceder por aproximaciones y tanteos y no por vista real y sincera de la cuestión que se estudia, de afirmar temerariamente cuando se debe dudar, de abstenerse tímidamente cuando se debe afirmar. Une a la valentía de pensamiento y a la sabia moderación del estilo, el más nimio escrúpulo de la exactitud y el desinterés científico más absoluto, que en modo alguno ha de confundirse con la indiferencia, pues sin particular vocación, sin amor entrañable al asunto, sin el fervoroso amor de patria que es el genio latente de todas estas empresas, ¿quién iba a imponerse en la edad más floreciente de la vida, trabajos tan arduos, tan pertinaces, tan duros, tan inamenos, que bastarían para quebrantar una organización de hierro, a no sostenerla aquel sobrenatural poder que proporciona sabiamente los medios a los fines y nunca desampara al artífice de una obra honrada, hasta que la ve dignamente cumplida?
 

viernes, 2 de octubre de 2015

"Monumentos de erudición que desatienden los nacionalismos establecidos y demuestran convincentemente la unidad de la civilización occidental, la vitalidad del legado de la antigüedad clásica y del cristianismo medieval"

René Wellek y Austin Warren, Teoría literaria, vers. José Ma. Gimeno, Madrid, Gredos, 2002.

p. 60: La comparación de literaturas, si se desentiende de las literaturas nacionales totales, tiende a restringirse a problemas externos de fuentes e influencias, renombre y fama. Tales estudios no nos permiten analizar y juzgar una determinada obra de arte, ni aun considerar el todo complejo de su génesis; en vez de ello, se dedican principalmente a las repercusiones de una obra maestra, como traducciones e imitaciones, hechas a menudo por autores de segunda categoría, o bien a la prehistoria de una obra maestra, a las migraciones y difusión de sus temas y formas. Así concebida, la "literatura comparada" presta primordial atención a los factores externos; y el ocaso de la "literatura comparada" en decenios recientes refleja el general desvío con respecto a los simples "hechos", las fuentes y las influencias.

p. 62: La obra Literatura europea y Edad Media Latina de Ernst Robert Curtius (1948), en que se traza la trayectoria de temas comunes a la totalidad de la tradición occidental, y la Mimesis de Eric Auerbach (1946), historia del realismo desde Homero a Joyce basada en análisis estilísticos de gran sensibilidad sobre distintos textos, son monumentos de erudición que desatienden los nacionalismos establecidos y demuestran convincentemente la unidad de la civilización occidental, la vitalidad del legado de la antigüedad clásica y del cristianismo medieval.

p. 63: "En conjunto, la importancia de las barreras lingüísticas se exageró en el siglo XIX en medida de todo punto injustificada".

Fuente

 

jueves, 1 de octubre de 2015

¿Enfrentar o afrontar?





Revisar los textos siguientes:

Soluciones:

1. Sonó la alarma anti-robo.
Sonó la alarma antirrobo (la regla general es que los prefijos se escriben sin separación ni guion: anticaries, expresidente).
2. Manifestación antiMadero.
Manifestación anti-Madero (cuando al prefijo lo sigue un nombre propio, se usa el guion).
3. No disponemos de los medios para enfrentar esta crisis.
No disponemos de los medios para enfrentarnos a esta crisis (en ejemplos como este, enfrentar ha de usarse como verbo pronominal; o habrá que elegir otro verbo: "No disponemos de los medios para afrontar esta crisis").
4. Evacuaron a los heridos y los llevaron al hospital.
Trasladaron a los heridos al hospital (evacuar: 'desalojar a alguien para evitarle un daño'; cuando el daño se ha producido, se dirá: trasladar, desalojar, retirar).
5. El guarda opina que el incendio del Bierzo fue provocado.
El guarda opina que el incendio del Bierzo fue intencionado (todo incendio está provocado por algo; por lo tanto, si se quiere decir que alguien lo provocó con deseo de hacer daño, es mejor decir intencionado).
6. Esfuerzo inhumano de Juan Borrego en el Tourmalet.
Esfuerzo sobrehumano de Juan Borrego en el Tourmalet (inhumano: 'falto de humanidad').
7. Una traductora acompañó a los dos presidentes.
Una intérprete acompañó a los dos presidentes (traductor se usa para el que trabaja en textos escritos; intérprete, cuando se trata de textos orales).
8. No seas mal pensado, dijo la abuela.
No seas malpensado, dijo la abuela (cuando malpensado es adjetivo, se escribe en una sola palabra).
9. Esto está malpensado.
Esto está mal pensado (aquí se trata del adverbio mal + el participio del verbo pensar).
10. No apunté en su momento quienes se llevaron los libros.
No apunté en su momento quiénes se llevaron los libros (frase interrogativa indirecta, por tanto tilde en quienes).
11. No apunté en su momento que quiénes se llevaron los libros tenían que devolverlos antes de fin de mes.
No apunté en su momento que quienes se llevaron los libros tenían que devolverlos antes de fin de mes (aquí no se trata de una oración interrogativa indirecta, sino de una subordinada sustantiva o completiva).
12. El presidente del jurado va a leer el veredicto final.
El presidente del jurado va a leer el veredicto (veredicto final es una redundancia).

Algunos sinónimos de:
Nocivo: dañino, perjudicial, pernicioso, malo, peligroso, insano, negativo, desfavorable, contrario, adverso, funesto.
Nombrar: mencionar, mentar, citar; nominar, designar, proclamar, elegir, escoger.
Nombre: denominación, designación, gracia, apelativo, sustantivo; fama, reputación, renombre, popularidad.
Norma: ley, regla, precepto, dictado, principio, orden, disposición; normativa, reglamento; indicación, pauta, directriz, criterio, instrucción; modelo, ejemplo, canon, patrón, arquetipo, prototipo.

Luis Ramoneda