Seguidores

sábado, 1 de abril de 2017

LA POESÍA DE ÁNGEL RUPÉREZ: LA EMOCIÓN RECORDADA

UNIVERSIDAD PONTIFICIA COMILLAS
                                                        ICAI-ICADE
UNIVERSIDAD DE MAYORES
  
JORNADA DE POESÍA EN LA UNIVERSIDAD DE MAYORES:
LA POESÍA DE ÁNGEL RUPÉREZ: LA EMOCIÓN RECORDADA

 PROGRAMA:                     

20:00 h. Inauguración oficial de la JORNADA DE POESÍA:
Ana García-Mina Freire. Vicerrectora de Servicios a la Comunidad Universitaria y Estudiantes de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid.
Presentación:
María del Carmen Ruiz de la Cierva. Profesora Titular de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada.

20:10 h. Ponencia:
“La poesía de Ángel Rupérez ¿A quién pregunta el poeta?”
Tomás Albaladejo. Catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada. Universidad Autónoma de Madrid.

20:35 h. Lectura poética:
“LO MEJOR DE MÍ (lectura de poemas 1983-2017)”.
Ángel Rupérez. Poeta. Profesor de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada. Universidad Complutense de Madrid.

21:20 h. Coloquio

Clausura oficial de la JORNADA DE POESÍA:    
Angelo Valastro Canale. Director de la Universidad de Mayores. Universidad Pontificia Comillas de Madrid.


 RESEÑA
Ángel Rupérez (Burgos, 1953) es un poeta, crítico y traductor español, doctor en Filosofía y Letras y profesor de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad Complutense de Madrid. En 1988 conoció y entabló amistad con el poeta Claudio Rodríguez, al que admiró no solo por su obra sino también por su forma de incorporarla a la vida como un estandarte de integridad ética y estética. En 1990 Rodríguez le invitó a leer poemas en un acto poético llamado “Poesía en Palacio”. Se trataba de un acto en el que un poeta que había publicado su primer libro en los 50 invitaba a otro poeta que había nacido en esa misma década.  
Su libro Conversación en junio (1992) fue finalista en el Premio Nacional de Poesía. Su labor crítica se ha desarrollado en distintos medios como El País, el desaparecido Diario 16 y las revistas Ínsula, Revista de Occidente y Boletín de la Fundación García Lorca, entre otras.
Sus libros de poemas son siete: En otro corazón (Trieste, Madrid, 1983), Las hojas secas (Trieste, Madrid, 1985), Conversación en junio (El Banquete, Madrid, 1992), Lo que han visto mis ojos (El Banquete, Madrid, 1993), Una razón para vivir (Tusquets, Barcelona, 1998), Río eterno (Calambur, Madrid, 2006) y Sorprendido por la alegría (Bartleby, Madrid, 2012). Es también autor de novelas, traducciones, un libro de cuentos, un ensayo, antologías y numerosos estudios críticos. También obras suyas han sido traducidas al italiano, al portugués y al inglés.
  
DIRECCIÓN: 
María del Carmen Ruiz de la Cierva. Profesora Titular de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada.
COORDINACIÓN:
Alicia Duñaiturria. Tutora de alumnos de la Universidad de Mayores. Universidad Pontificia Comillas.
INFORMACIÓN: adunaiturria@comillas.edu.
Se otorgará Constancia de Asistencia y Participación a todos aquellos que lo soliciten.
FECHA y HORA: Lunes 24 de abril de 2017 a las 20:00 h.

 LUGAR DE CELEBRACIÓN: Sala de Conferencias de la Universidad Pontificia Comillas. Calle Alberto Aguilera, 23 (planta baja), 28015-Madrid.
  
JORNADA DE POESÍA EN LA UNIVERSIDAD DE MAYORES:

LA POESÍA DE ÁNGEL RUPÉREZ: LA EMOCIÓN RECORDADA
  
Uno de los medios de que dispone el hombre para expresar sus sentimientos más íntimos y comunicar las interioridades de su espíritu, de su alma, es la expresión poética.
Ocurre, con frecuencia, que, al intentar explicar con palabras algo que deseamos compartir, no logramos con facilidad nuestro propósito, no encontramos los términos adecuados capaces de plasmar con exactitud nuestras experiencias, deseos, inquietudes, recuerdos, sueños, afectos, ilusiones, etc. El resultado verbal es pobre y escaso respecto del contenido interior que pretendemos transmitir.
Sin embargo, no sucede igual cuando se trata de una persona con inspiración creadora que usa el lenguaje para manifestarla. Esa creación de valor estético sí tiene la capacidad de decir “todo lo que quiere decir”, de conectar con el alma de cualquier ser humano y de proporcionarle una experiencia estética reconfortante, completa, aleccionadora y positiva.
Por ello, el sentido y la finalidad que se pretende con estas Jornadas de Poesía es movilizar la sensibilidad estética poniendo de manifiesto cómo los poetas manejan el lenguaje para contar, con las palabras que usamos en la comunicación habitual, “lo otro”, eso profundo y diferente que cualquiera no es capaz de expresar con plenitud, pero que posee la virtud de ser captado por todos, porque la condición humana no varía de unos a otros, a pesar de las peculiaridades de cada hombre y de las diferentes formas de expresión poética y estilo de cada autor.
Se pretende crear un espacio de comunicación e intercambio de ideas en el que, tras unas exposiciones de alto rigor científico y académico, se provoque un coloquio enriquecedor e interesante de conocimientos y experiencias poéticas para todos aquellos miembros de nuestra comunidad universitaria que se animen a participar.
Para la Jornada de Poesía que vamos a celebrar hemos invitado a un poeta actual que ha conseguido realizar su deseado sueño de fundir perfectamente arte y vida. Un poeta que ha sabido asimilar sus vivencias humanas y expresarlas transformadas en una magnífica obra de creación, a través de lo que él mismo llama “experiencia interior”.
Así, el mundo puede ser conocido mediante la sabiduría que nos proporciona el arte.
Ángel Rupérez no intenta reproducir la realidad, sino la eternidad de la belleza y del conocimiento en su búsqueda de la verdad mediante su permanente e iluminadora interrogación. Sus poesías tienen la capacidad de conmover, de sorprender y de invitar a pensar siempre con un enfoque más afectivo que intelectual.
En esta Jornada de Poesía vamos a descubrir esa luz propia y personal de los versos de Ángel Rupérez que nos permitirá no solo reconocernos sino también ver el mundo como nuevo y distinto, gracias, precisamente, a las sugerencias de sus poemas. Observemos una breve muestra de ello en unos versos del poema “Todo tiene sentido” del libro Sorprendidos por la alegría:
                        Todo tiene sentido, conocemos esa ley perdurable.
                        Observemos nuestra naturaleza, obedezcamos a nuestros ojos,
                        pidámosles lo que ellos piden, sepamos lo que ellos saben.
Investiguemos en nuestro ser profundo,
solicitemos más a nuestro mudo anhelo, sepamos construir existencia.
Es decir, acerquémonos a la intimidad de la lluvia primaveral
y sepamos cómo extrae brillo de las hojas
iluminadas por el agua que las lava para saciarlas
de beatitud, confianza, austeridad y alegre esperanza.

                                                                                  María del Carmen Ruiz de la Cierva

                                                                                  Directora de la Jornada de Poesía

No hay comentarios:

Publicar un comentario